María Edna Romero Díaz: Investigan presuntos actos de corrupción en Ministerio Público

El Fiscal Supremo, Jesús Fernández Alarcón, de la Fiscalía Suprema Transitoria Especializada en Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos ha dispuesto realizar diligencias preliminares en relación a la denuncia contra María Edna Romero Ríos, en su actuación como Jefa de la oficina Desconcentrada de Control Interno de Tacna (2014-2015-2016) y posteriormente como Presidenta de la Junta de Fiscales Superiores del Distrito Fiscal de Tacna (2017-2018), por presunta comisión de actos de corrupción, disponiendo se realicen las diligencias correspondientes en un plazo de 60 días.

edna

Esta investigación preliminar signada como carpeta SGF Nº 229-2018 de fecha 14 de mayo del 2019, enumera una serie de actos de favorecimiento, encubrimiento e irregularidades en las que habrían participado sus hijos Dennis Chavera Romero y Sebastián Cáceres Romero, además de funcionarios del ministerio público y poder judicial.

En el punto 5, de los hechos contenidos en la denuncia, se narra como la magistrada se habría valido de su cargo como jefa de la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Tacna (ODCI) para favorecer a su hijo Dennis Chavera Romero a fin de que le otorguen una plaza laboral pese a no contar con profesión alguna. Incluso, luego de conseguir diversos trabajos en la institución, Chavera Romero no lograba conservarlos por incumplimiento de horarios y trabajos encomendados.

Pese a ello, Romero Díaz, habría conversado con el expresidente de la Corte Superior de Justicia, Jorge Armaza Galdós para que Dennis Chavera gane la plaza CAS Nº 110-2016-Tacna en agosto del 2016, ocupando el cargo de asistente de notificación. Para ello, obra en la denuncia, contó con la ayuda de Luis San Román, miembro de la Comisión Ad Hoc del concurso en mención, pues le entregaron la copia del examen escrito, el mismo que fue desarollado por el asistente en función fiscal de la ODCI, Roger Herminio Daga Palacios.

Edna Romero, también ha sido denunciada por uso indebido de vehículo oficial asignado como jefa de la ODCI, teniendo como chofer a Juan Almirón Condori. Ya como presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Tacna (JFS) el vehículo era usado para trámites personales, como ir al médico, al banco, al mercado, a la playa, entre otros lugares. Pero no sólo eso, en diciembre del 2017, la presidente de la JFST se traslado a una actividad protocolar en la provincia de Jorge Basadre, disponiendo para ello de 3 camionetas con una delegación de 15 personas, entre ellas, su hijo, Sebastian Cáceres Romero, sin tener vínculo con la institución y participando de las actividades en Locumba e Ilabaya.

25488358_1807538739544527_4664534779362312176_o

Otra denuncia, es que, Edna Romero, habría usado sus influencias para impedir que a su hijo, Dennis Chavera Romero, al ser intervenido con una mochila de ketes de marihuana y cocaína, se le pueda consignar el total de drogas, habiendo participado en dicha intervencion la fiscal Iris Simin León Bravo. Finalmente el caso de intervención 589-2016 fue archivado.

dennis ketes

Se denuncia también los presuntos actos de corrupción desarrollados en contubernio con el asistente en funcion fiscal Roger Herminio Daga Palacios, Dennis Chavera Romero y el administrador del Distrito Fiscal de Tacna, Salvador Serafin Queque Villanueva, solicitando hasta 5000 mil dólares por adjudicación de plazas en la Convocatoria 560-2017. Una de las ganadoras de la plaza de asistente administrativo-digitador resultó ser Diana Solange Gomez Venegas, conviviente de Dennis Chavera Romero, hijo de la magistrada, pese a no tener experiencia laboral ni cumplir con el perfil, según la denuncia.

venegas2

Ante estas denuncias, el Fiscal Fernández Alarcón ha solicitado a la magistrada remitir su descargo correspondiente, así como las indagaciones a los involucrados, recogiendo sus informes, descargos y testimonios. Además, recabar información de los procesos en los que se habrían producido irregularidades.

En octubre del 2018, María Edna Romero, ya había sido cuestionada por estas denuncias, ella negó la información sobre presuntos favores a familiares, autoridades y magistrados. Mencionó además que no tenía nada que esconder e incluso autorizaba a que se investigue su vida privada, si era necesario, pero exigía respeto para la institución que representaba.